La contraseña del Sat se ha convertido en uno de los principales requisitos al momento de solicitar créditos en línea para negocios; y muy probablemente te has cuestionado el por qué. La respuesta es simple, la contraseña del SAT nos ayuda a agilizar el proceso de evaluación de riesgo y poder brindarte una respuesta inmediata sobre la aprobación de tu crédito.

Existen diferentes cuestionamientos sobre si es seguro compartirla y la respuesta es sí. Las instituciones financieras están reguladas y deben tener un control en el manejo de tus datos personales. Además, las fintech como Konfío tienen acceso de solo lectura a tus facturas para definir el monto y plazo que hará crecer tu negocio.

Si aún tienes dudas de por qué pedimos tu contraseña, aquí te lo explicamos:

#1 Podemos brindarte respuesta inmediata

La tecnología nos ha ayudado a reducir el proceso de solicitud de crédito. Al conectar tu contraseña del Sat a nuestra plataforma, podemos evaluar en segundos la facturación de tu negocio. Así te olvidas de perder dos meses en procesos largos y de juntar miles de documentos y facturas y te enfocas en lo realmente importante

#2 Tendrás acceso a montos mayores

El crédito que te ofrecemos es calculado con base en tu historial crediticio y la facturación de tu negocio. Si la salud financiera de tu empresa es buena, el monto de crédito aumentará. Al compartirnos tu contraseña del Sat no será necesario que nos entregues las facturas físicas de tu negocio, en Konfío las evaluamos totalmente en línea.

#3 Obtendrás mejores tasas de interés

En el caso de Konfío, al analizar tu facturación en línea podemos ofrecerte mejores tasas de interés, dependiendo de la etapa en la que se encuentre tu empresa. Nuestro objetivo es que tu negocio crezca, calculamos los intereses y el plazo para que se ajusten a tu historial de ventas.

La contraseña del Sat puede brindarle más beneficios a tu negocio. Utiliza la nueva tecnología a tu favor y recuerda, que como toda transacción en línea, es necesario que tomes algunas medidas de seguridad.

¿Encontró su respuesta?